Un duplex muy acogedor para una pareja y sus dos hijas adolescentes. Querían un cambio de estilo, actualizar los acabados y personalizar cada estancia.

Colocamos una tarima de sapeli en todo el piso excepto en baño, aseo y cocina, para dar calidez a unos espacios grandes y muy luminosos. Los espacios irregulares, los techos abuhardillados se aprovecharon al máximo con muebles a medida. Contar con un ebanista en la familia es un lujo!!.  Los muebles del salón se realizaron a medida y totalmente personalizados y en un rincón del dormitorio principal se creó una zona de tocador con almacenaje totalmente a medida. Una vivienda que refleja la unión de dos culturas ya que el propietario es de Polonia. Ambientes actuales y modernos combinados con elementos decorativos procedentes de su país de origen.

Un piso preparado para recibir invitados, acogedor y desenfadado al  igual que  sus propietarios.