Se interviene en toda la decoración de la vivienda. Los propietarios deseaban un hogar cálido, con colores suaves y materiales naturales.

 El principal objetivo de los propietarios era aumentar las zonas de almacenaje para mantener el orden en toda la vivienda.

Un piso  con tres dormitorios de buenas dimensiones, salón-comedor, dos baños y cocina, todos ellos exteriores y por tanto con mucha luz natural.

Trabajar con clientes que tienen las ideas claras y saben qué sensaciones quieren que transmita su vivienda, hace que mi trabajo se simplifique.

La premisa eran espacios bien aprovechados, ambientes serenos y ordenados, al tiempo que funcionales y prácticos para el día a día.  Para aumentar la sensación de espacio,  elegimos una paleta de colores claros y creamos  ambientes  relajantes.

 El recibidor es una buena carta de presentación,  acogedor, sencillo y práctico. El salón cuenta con una zona de estar amplia y un comedor cuya mesa extensible tiene capacidad para mas de diez personas. Muebles de lineas simples, en cerezo, piezas de calidad  y atemporales, que envejecen bien con el paso del tiempo.

 

Las chicas querían compartir dormitorio, necesitaban armarios para la ropa, una zona para jugar, un rinconcito de lectura y una mesa de estudio en la que pudiesen trabajar juntas.         ¡Fue todo un reto!

 

El segundo dormitorio, también muy luminoso, con pocos muebles de mucha capacidad que no saturan el espacio y así cada cosa tiene su sitio. 

 

 

 

!Gracias Marta y David!  por confiar en mi  y por dejarme entrar de nuevo.

Té con menta y regaliz, ¡un placer!